El CHUS impulsa un código para resolver dudas éticas y morales

Primer hospital con esta guía para una medicina más humanizada// Orientará a pacientes y sanitarios en las decisiones difíciles del final o principio de la vida

MAR MERA SANTIAGO

El doctor Lorda, derecha, junto a Rosa Bermejo y Miguel A. García, habló ayer sobre bioética FOTO: Ana Currás

El doctor Lorda, derecha, junto a Rosa Bermejo y Miguel A. García, habló ayer sobre bioética
FOTO: Ana Currás

Un paciente oncológico al que su médico duda sobre si debe administrarle un fármaco experimental tras fracasar los tratamientos convencionales, un testigo de Jehová que se niega a una transfusión de sangre o un médico con reparos ante una actuación por cuestión de conciencia son algunos de los ejemplos de los casos que resolverá el Código Ético del CHUS, presentado ayer en el hospital compostelano, y que fue definido por el subdirector operativo del complejo, José Ramón Gómez, como “una vuelta a la medicina más humanizada”.

Con la presentación de esta guía para profesionales sanitarios y pacientes, el CHUS se convierte en el primer hospital de Galicia en elaborar y asumir un código ético propio. “Este liderazgo eleva el listón del compromiso con la calidad asistencial que prestamos a la sociedad”, explicó el doctor Gómez, que subrayó la “valentía” de la elaboración del citado código “que nace con un compromiso hacia los 4.500 trabajadores de este complejo y reafirma su misión como servicio público, además de buscar un tratamiento global del paciente, no sólo como portador de una patología, sino en su conjunto”.

Por su parte, el presidente del Comité Ético, Miguel Anxo García, psicólogo clínico del CHUS, resumió que el Código Ético, en el que están implicados 27 profesionales, “busca resolver tensiones, conflictos o situaciones confusas desde el punto de vista ético y moral”. Lo ejemplificó en el caso de un paciente oncológico “al que con los tratamientos existentes no se le resuelve su dolencia. Es ahí donde el paciente o el especialista puede dudar en la necesidad o no de buscar una solución vital a través de un fármaco que está todavía en experimentación”.

García resumió que la mayoría de los casos se centran en el final o el principio de la vida. Así, indicó que los servicios que pueden generar una mayor demanda de ayuda a través del código ético son Oncología, Cuidados Paliativos, Obstetricia y Neonatos.

El código, indicó, recoge un “compromiso” y “orientación” a los profesionales sobre la relación del trabajador sanitario con pacientes, docentes, investigadores y sociedad en general.

“Buscamos, resolviendo conflictos morales y éticos, un mejor clima laboral y también una mejor atención global al paciente”, dijo.

mmera@elcorreogallego.es

CONTENIDO

Privacidad Entre las bases del código figuran el respeto y defensa de la dignidad de las personas, la privacidad e intimidad del paciente, la confidencialidad de la información del enfermo, el respeto de los valores morales y culturales de los pacientes, el fomento del trabajo en equipo o el respeto al derecho a la objección de conciencia.

Dignidad Otros puntos son el respeto al derecho a morir con dignidad o evitar riesgos innecesarios al paciente, con la seguridad como premisa.

Miguel Anxo García

Presidente del comité ético

“Resolvemos conflictos pero siempre desde un escrupuloso respeto a la libertad individual”

FUENTE: http://www.elcorreogallego.es