¿Falta un dia en el universo?

¿Sabía usted que en un programa especial de la NASA en los Estados Unidos recientemente se comprobó la veracidad de un hecho en la BIBLIA en la cual se le había considerado como un mito?

Así empieza uno de tantos email o paginas web que hablan sobre esta noticia. En resumen, el mensaje cuenta como la NASA a calculado que falta un día en el universo, lo que confirma el relato bíblico de Josué.

Por muy bonito que sea el relato hay que verificar la fuente de la información antes de enviársela a otros. Porque sino,  como es este caso, estaríamos esparciendo relatos inventados como si fueran verdaderos.

Este tema lleva circulando muchos años y tan extendida está que la propia NASA tuvo que desmentir esa historia.

http://imagine.gsfc.nasa.gov/docs/ask_astro/answers/970325g.html

Y la propia revista Despertad! en el numero del 22 de febrero del 1971 bajo el tema ¿Cree usted todo lo que lee? menciona lo siguiente:

¿Se

ha verificado el “día que falta”?

Un ejemplo de esto es el caso del “día que falta.” Hace algunos meses el Sr. Harold Hill, de Baltimore, Maryland, hizo circular copias de un relato que entonces fue reimpreso extensamente en los periódicos por todos los Estados Unidos.

El Sr. Hill declaró que en el centro espacial de Greenbelt, Maryland, unos científicos estaban examinando con computadora la posición del Sol, la Luna y los planetas para determinar dónde estarían estos cuerpos en el futuro. Escudriñando siglos en una dirección y en otra, los cálculos de la computadora, según se informó, revelaron que en el pasado faltaba un día de 24 horas. Se dijo que uno de los científicos recordó el relato bíblico de Josué, capítulo 10, que dice que el ‘sol se detuvo’ por aproximadamente un día entero. Según se afirmó, la computadora fue puesta a trabajar de nuevo y encontró que el tiempo que faltaba según el relato de Josué era de 23 horas y 20 minutos.

Sin embargo, continuaba el relato: ¿Qué hay de los otros 40 minutos? Según se informó, el mismo científico recordó entonces el relato bíblico de Segundo de Reyes, capítulo 20, que dice que al rey Ezequías se le dio una señal como prueba de que se recuperaría de su enfermedad. La señal fue que la sombra de un reloj de Sol regresaría “diez grados” (Authorized Version), que es 40 minutos de tiempo. Por consiguiente, juntos, los dos relatos bíblicos componen las 24 horas, el “día que falta” que se dice que la computadora había hallado.

¿Era cierto este informe que se había publicado? Una carta en que se solicitaba información fue enviada al Sr. Hill pidiéndole más detalles en cuanto a su relato. En su respuesta él dijo: “Lamento informarles que se me ha traspapelado la documentación relativa a los nombres y lugares conectados con el relato del ‘día que falta,’ pero con gusto la enviaré cuando la encuentre.” Eso fue hace muchos meses. Hasta esta fecha no ha aparecido ninguna documentación.

Además, la revista ¡Despertad! envió una carta en solicitud de información al Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio en Greenbelt, Maryland. Pidió a los funcionarios de ese lugar una verificación del relato. El jefe de la Oficina de Asuntos Públicos del centro, Edward Mason, contestó por carta: “No sabemos nada en cuanto al Sr. Harold Hill y de ninguna manera podemos corroborar la referencia al ‘día que falta’ del artículo.” Añadió el Sr. Mason: “Aunque utilizamos las posiciones planetarias como necesarias para determinar en nuestras computadoras las órbitas de las naves espaciales, no he descubierto que ‘astronautas y científicos espaciales de Greenbelt’ hayan tenido que ver con el relato del ‘día que falta’ que se atribuye al Sr. Hill.”

¿Existe verificación de este informe de descubrimientos hechos por medio de computadoras? Sería bueno no decir que existe a menos que se presente documentación sólida, particularmente tomando en cuenta el hecho de que el Sr. Hill alega haber ‘visto personalmente al Señor Jesucristo.’

También, es preciso que se considere como muy extraño, por no decir más, el que se cuente un relato casi idéntico en el libro The Harmony of Science and Scripture, por Harry Rimmer. ¡Pero ese libro se publicó por primera vez en 1936! En un capítulo intitulado “La ciencia moderna y el día largo de Josué” Rimmer hace referencia a un libro que escribió en 1890 el profesor C. A. Totten, de Yale, y alega que “establece el caso fuera de toda duda.”

En la versión de Rimmer del relato de Totten, es de un “astrónomo consumado” de quien se dice que descubrió que la Tierra estaba fuera de horario por 24 horas. Al tratar de demostrarlo, el astrónomo, según se informa, descubrió por sus cálculos astronómicos que el tiempo del “día que falta” solo alcanzaba a 23 horas y 20 minutos. Pero entonces el profesor Totten, según se informa, llamó la atención del astrónomo al hecho de que Josué no dijo que era un día entero, sino “aproximadamente” el espacio de un día. Entonces se dice que encontró que el relato del rey Ezequías suministraba los otros 40 minutos.

Estos dos relatos son casi idénticos. ¡Sin embargo, el moderno, de 1970, atribuye el descubrimiento a científicos espaciales y computadoras de Greenbelt (los cuales a su vez lo niegan); el relato más viejo, de 1936, lo atribuye a un “astrónomo consumado” a quien se menciona en un libro escrito por otra persona en 1890!

Sin embargo, el que no haya verificación de esas alegaciones no altera la veracidad de la Biblia. La Biblia es la Palabra de Dios. Dice la verdad, porque Dios no puede mentir. (2 Tim. 3:16, 17; Juan 17:17; Tito 1:2) Los cristianos tienen una abundancia de evidencia que muestra que la Biblia es lo que afirma ser, la Palabra de Dios. No tienen que edificar la fe, ni sería prudente que trataran de hacerlo, en algo de lo cual no se pueda probar que tenga fundamento sólido.

14 thoughts on “¿Falta un dia en el universo?”

  1. Esta fábula es fácilmente desmentible. No hay manera de realizar un cálculo de ese tipo. Allá por 1991 la esparcieron unos grupos religiosos.

  2. Resulta evidente que la biblia no necesita ningún respaldo externo, la biblia se respalda en el hecho de ser un libro inpirado por Jehová. Claro que a los que amamos la verdad nos atrae la atención, que la ciencia de forma secundaria, verifique lo que ya sabemos: que la biblia es verídica y dice la verdad.

    En esto se diferencia el fanatismo ciego de la fe verdadera, de no tomar cualquier “prueba” de la veracidad de la biblia sin corroborarla. Todo cristiano tiene criterio y cautela, así que prefiere verificar las fuentes de la información en cuestión.

    Muy interesante artículo, gracias por la investigación y aclaración.

  3. Gracias hermanos, nosotros como siervos de Jehova` no vemos las cosas creemos tenemos fe que asi son, ahora con estos nuevos descubrimientos ,por medio de la tecnologia estamos muchos mas seguros q la biblia es la palabra de Dios, EXacta y veridica, Damos grcias a Jehova` por su gran valiosa informacion q esta en la Biblia.Nunca dejamos de darle las gracias por su magnifica instruccion. Rev.4:11
    Atte, Alicia M.Gonzalez

  4. es cierto no es necesario cimentar nuestra fe en no ticias que aparecen de formas disints por eso es prudente tene cuidado de donde sacamos la informacion o de donde leemos de todas formas gracias por que siempre ay hermanos que se encargan de que estas cosas sean bien informadas para nuestro bien gracias hace tiempo lei sbre el descubrimiento del paso del ejercito en el mar rojo persiguiendo a israel pareceser que ay se a descubierto cosas del ejercito pero sen la informacion el paso se hizo por otro lugar que linda con la tierra de madian sin mbargo y segun la biblia se hizo cerca de pihahirot segun exodo 14: 9 asi que esverdad devemos tener cuidado gracias

  5. el Dia que falta, interesante pero no relevante
    en el sentido que para nosotro corrobara un detalle que posiblemente este en los relatos de Josue y 2° de los reyes sin embargo sabemos que como soberano del universo Jehová posee la capasidad de detener el tiempo si asi lo decide, sin embargo no es prudente dejarno apantallar sino debemos ser como los cristianos de Berea que escrudriñaba […] para ver si esto era cietro, ¡cuidado!

  6. a esto solo quiero agregar que solo jehova sabe el dia y la hora que sea el dia que ya el tiene escogido .
    yo no soy seguidora de fechas .
    solo le doy gracias a jehova por permitir que yo lo conosca y tener el privilegio de servirle y de llevar con gran honor su nombre , siembargo le pido dia y noche que tenga misericordia conmigo y con mi familia para que me tenga presente y podre disfrutar de sus innumerables bendiciones si esa es su oluntad. el solo hecho de estar vivos y de ver conocido sus normas ,leyes y su inmenso amor creo que lo demas es un regalo inmerecido solo contamos con su voluntad y misericordia que ese dia sea cuando el asi lo determine.
    gracias a todos por compartir su opinion aqui les dejo la mia.
    los quiere su hermana yaqui .
    espero verlos a todos en un paraiso y ahi los invitare a mi hogar para un refrigerio espiritual estan cordialmente invitados. besos.

  7. Queridos hermanos, la verdad que sea de una forma u otra, no necesitamos que la ciencia o la arqueologia nos dé un fundamento a nuestra fe.
    sí corroboran lo que ya sabemos pero no es nuestra base. saludos.

  8. queridos hermanos me ha gustado mucho esta información
    pero me gustaria sugerir
    que la letra sea un poquito mas grande pues se me ha dificultado mucho leerla
    sigan con estas hermoso labor
    muchas gracias hermanitos

  9. Mejor respuesta – Elegida por el usuario que pregunta
    Sr/a SOL P:

    LA HISTORIA DE LA NASA ES UN CUENTO FALSO COMO LO MUESTRA LA EVIDENCIA APORTADA.

    Este tipo de historia es un claro ejemplo de cómo se repiten historias falsas sin ser verificadas.

    El relato del “Día que falta” o el “día perdido” de Josué, es una leyenda urbana copiada de un libro del siglo 19. En este, al hacer calculos astronomicos se hallarian errores que supuestamente explicarian lo quela Biblia dice.

    Detalles:

    Allá por 1970 un Sr. llamado Harold Hill lanzó en un libro una version nueva de esa historia, haciendo referencia a la NASA.

    Yo llegue a verlo como tratado en una libreria protestante, se vendia como “tratado biblico”

    Varios se contactaron con la NASA y alli no conocian a Harold Hill y su historia.

    “Despertad” envió una carta de solicitud de información al Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio en Greenbelt, Maryland. Pidió a los funcionarios de ese lugar una verificación del relato.

    El jefe de la Oficina de Asuntos Públicos del centro, Edward Mason, contestó por carta: “No sabemos nada en cuanto al Sr. Harold Hill y de ninguna manera podemos corroborar la referencia al ‘día que falta’ del artículo.” Añadió el Sr. Mason: “Aunque utilizamos las posiciones planetarias como necesarias para determinar en nuestras computadoras las órbitas de las naves espaciales, no he descubierto que ‘astronautas y científicos espaciales de Greenbelt’ hayan tenido que ver con el relato del ‘día que falta’ que se atribuye al Sr. Hill.”

    ¿Existe verificación de este informe de descubrimientos hechos por medio de computadoras? Sería bueno no decir que existe a menos que se presente documentación sólida, ….particularmente tomando en cuenta el hecho de que el Sr. Hill alega…. haber ‘visto personalmente al Señor Jesucristo.’

    También, es preciso que se considere como muy extraño, por no decir más, el que se cuente un relato casi idéntico en el libro The Harmony of Science and Scripture, por Harry Rimmer. ¡Pero ese libro se publicó por primera vez en 1936! En un capítulo intitulado “La ciencia moderna y el día largo de Josué” Rimmer hace referencia a un libro que escribió en 1890 el profesor C. A. Totten, de Yale, y alega que “establece el caso fuera de toda duda.”

    En la versión de Rimmer del relato de Totten, es de un “astrónomo consumado” de quien se dice que descubrió que la Tierra estaba fuera de horario por 24 horas.

    Al tratar de demostrarlo, el astrónomo, según se informa, descubrió por sus cálculos astronómicos que el tiempo del “día que falta” solo alcanzaba a 23 horas y 20 minutos. Pero entonces el profesor Totten, según se informa, llamó la atención del astrónomo al hecho de que Josué no dijo que era un día entero, sino “aproximadamente” el espacio de un día. Entonces se dice que encontró que el relato del rey Ezequías suministraba los otros 40 minutos.

    Estos dos relatos son casi idénticos. ¡Sin embargo, el moderno, de 1970, atribuye el descubrimiento a científicos espaciales y computadoras de Greenbelt (los cuales a su vez lo niegan); el relato más viejo, de 1936, lo atribuye a un “astrónomo consumado” a quien se menciona en un libro escrito por otra persona en 1890!

    Sin embargo, el que no haya verificación de esas alegaciones no altera la veracidad de la Biblia.

    La Biblia es la Palabra de Dios. Dice la verdad, porque Dios no puede mentir. (2 Tim. 3:16, 17; Juan 17:17; Tito 1:2)

    Los cristianos tienen una abundancia de evidencia que muestra que la Biblia es lo que afirma ser, la Palabra de Dios. No tienen que edificar la fe, ni sería prudente que trataran de hacerlo, en algo de lo cual no se pueda probar que tenga fundamento sólido.

    Dios es el Creador, puede dar luz extra un día o más de muchas maneras sin afectar ninguna de sus leyes físicas.

    Hay MUCHÍSIMAS otras pruebas de la certeza de la Biblia sin recurrir a historias falsas como lo hizo el Sr. Harold Hill y quienes repiten su historia.
    :
    “¿Cree usted todo lo que lee?”

    Publicado por los testigos de Jehová en la
    Revista “Despertad”
    22 de febrero de 1971 páginas 3 al 7
    g71 22/2 3-7

    LA NASA CONTESTA: ES UNA LEYENDA.VER EN
    http://imagine.gsfc.nasa.gov/docs/ask_as…
    Fuente(s):
    http://testigosdejehova.es/s/t13/article…

    http://www.watchtower.org/s/200711/artic…

  10. Es muy interesante toda esa informacion pero como lla se dijo antes andamos por fe y no por vista pues contamos con un caudal de informacion como para indagar mas a lla de lo que esta escrito

  11. Habiendo tantos email y paginas web hoy, es bueno ejercer precaución. Cuando leamos sobre asuntos importantes, analicemos los hechos disponibles. y debemos Pregúntarnos: ¿Hay un fundamento sólido para lo que se dice, o es simple rumor? ¿Es confiable la fuente? Si la evidencia es débil, debemos esperar más verificación.
    Otro punto que se debe considerar es éste: ¿quiénes, con mayor probabilidad, imprimirán la verdad… los que están dedicados al Dios de la verdad, Jehová, y que no efectúan su trabajo por ganancia comercial, o los que tratan de lucrar, que tienen anunciantes y otros intereses creados? La respuesta es obvia.

  12. Excelente aporte científico que razonar con los descreídos de que existe un Ser Superior que creó todas las cosas. Gracias a ustedes por la recopilación del informe.

Los comentarios están cerrados.