Textos de La Atalaya semana del 7 de mayo

(Santiago 4:17) 17  Por lo tanto, si uno sabe hacer lo que es correcto y, sin embargo, no lo hace, es para él un pecado.
– 4 –
(Mateo 28:19-20) 19  Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del espíritu santo, 20  enseñándoles a observar todas las cosas que yo les he mandado. Y, ¡miren!, estoy con ustedes todos los días hasta la conclusión del sistema de cosas”.
(Mateo 28:19) 19  Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del espíritu santo,
– 5 –
(2 Timoteo 1:5) 5  Porque recuerdo la fe que hay en ti sin hipocresía alguna, y que moró primero en tu abuela Loida y en tu madre Eunice, pero la cual —estoy seguro— también se halla en ti.
(2 Timoteo 3:14-15) 14  Tú, sin embargo, continúa en las cosas que aprendiste y fuiste persuadido a creer, sabiendo de qué personas las aprendiste, 15  y que desde la infancia has conocido los santos escritos, que pueden hacerte sabio para la salvación mediante la fe relacionada con Cristo Jesús.
(Hechos 16:1-3) 16  De modo que llegó a Derbe y también a Listra. Y, ¡mira!, estaba allí cierto discípulo de nombre Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego, 2  y los hermanos de Listra y de Iconio daban buenos informes acerca de él. 3  Pablo expresó el deseo de que este saliera con él, y lo tomó y lo circuncidó a causa de los judíos que había en aquellos lugares, porque todos sabían que su padre era griego.
– 6 –
(Proverbios 27:11) 11  Sé sabio, hijo mío, y regocija mi corazón, para que pueda responder al que me está desafiando con escarnio.
– 7 –
(Colosenses 1:9-10) 9  Por eso nosotros también, desde el día en que [lo] oímos, no hemos cesado de orar por ustedes y de pedir que se les llene del conocimiento exacto de su voluntad en toda sabiduría y comprensión espiritual, 10  para que anden de una manera digna de Jehová a fin de que [le] agraden plenamente mientras siguen llevando fruto en toda buena obra y aumentando en el conocimiento exacto de Dios,
– 8 –
(Hechos 16:25-33) 25  Mas como a la mitad de la noche, Pablo y Silas estaban orando y alabando a Dios con canción; sí, los presos los oían. 26  De repente ocurrió un gran terremoto, de modo que se sacudieron los fundamentos de la cárcel. Además, se abrieron al instante todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. 27  El carcelero, despertando del sueño y viendo abiertas las puertas de la prisión, desenvainó su espada y estaba a punto de quitarse la vida, imaginándose que los presos se habían escapado. 28  Pero Pablo clamó con voz fuerte, y dijo: “¡No te hagas ningún daño, porque todos estamos aquí!”. 29  De modo que él pidió luz y entró de un salto y, sobrecogido de temblor, cayó ante Pablo y Silas. 30  Y los sacó fuera y dijo: “Señores, ¿qué tengo que hacer para salvarme?”. 31  Ellos dijeron: “Cree en el Señor Jesús y serás salvo, tú y tu casa”. 32  Y le hablaron la palabra de Jehová junto con todos los que estaban en su casa. 33  Y él los tomó consigo en aquella hora de la noche y les lavó las heridas; y todos, él y los suyos, fueron bautizados sin demora.
– 9 –
(Romanos 11:33-34) 33  ¡Oh la profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán inescrutables [son] sus juicios e ininvestigables sus caminos! 34  Porque “¿quién ha llegado a conocer la mente de Jehová, o quién se ha hecho su consejero?”.
– 10 –
(Eclesiastés 12:1) 12  Acuérdate, ahora, de tu Magnífico Creador en los días de tu mocedad, antes que procedan a venir los días calamitosos, o hayan llegado los años en que dirás: “No tengo en ellos deleite”;
– 11 –
(Santiago 4:7-8) 7  Sujétense, por lo tanto, a Dios; pero opónganse al Diablo, y él huirá de ustedes. 8  Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. Límpiense las manos, pecadores, y purifiquen su corazón, indecisos.
(1 Juan 2:15-17) 15  No estén amando ni al mundo ni las cosas [que están] en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él; 16  porque todo [lo que hay] en el mundo —el deseo de la carne y el deseo de los ojos y la exhibición ostentosa del medio de vida de uno— no se origina del Padre, sino que se origina del mundo. 17  Además, el mundo va pasando, y también su deseo, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.
(1 Juan 5:19) 19  Sabemos que nosotros nos originamos de Dios, pero el mundo entero yace en el [poder del] inicuo.
(Salmos 1:2-3) 2  Antes bien, su deleite está en la ley de Jehová,y día y noche lee en su ley en voz baja. 3  Y ciertamente llegará a ser como un árbol plantado al lado de corrientes de agua,que da su propio fruto en su estacióny cuyo follaje no se marchita,y todo lo que haga tendrá éxito.
– 12 –
(Génesis 8:21) 21  Y Jehová empezó a oler un olor conducente a descanso, de modo que dijo Jehová en su corazón: “Nunca más invocaré el mal sobre el suelo a causa del hombre, porque la inclinación del corazón del hombre es mala desde su juventud; y nunca más asestaré un golpe a toda cosa viviente tal como he hecho.
(Proverbios 22:15) 15  La tontedad está atada al corazón del muchacho; la vara de la disciplina es lo que la alejará de él.
(Santiago 1:22) 22  Sin embargo, háganse hacedores de la palabra, y no solamente oidores, engañándose a sí mismos con razonamiento falso.
– 13 –
(Santiago 4:17) 17  Por lo tanto, si uno sabe hacer lo que es correcto y, sin embargo, no lo hace, es para él un pecado.
(Lucas 6:40) 40  El alumno no es superior a su maestro, pero todo el que esté perfectamente instruido será como su maestro.
(Isaías 35:8) 8  Y ciertamente llegará a haber una calzada allí, aun un camino; y será llamada el Camino de la Santidad. El inmundo no pasará por ella. Y será para el que anda por el camino, y ningún tonto andará errante [por ella].
– 14 –
(Proverbios 25:11) 11  Como manzanas de oro en entalladuras de plata es una palabra hablada al tiempo apropiado para ella.
– 15 –
(Salmos 35:18) 18  Ciertamente te elogiaré en la congregación grande;entre un pueblo numeroso te alabaré.
– 16 –
(Efesios 6:4) 4  Y ustedes, padres, no estén irritando a sus hijos, sino sigan criándolos en la disciplina y regulación mental de Jehová.
(Salmos 127:3) 3  ¡Miren! Los hijos son una herencia de parte de Jehová;el fruto del vientre es un galardón.
(Mateo 24:13) 13  Pero el que haya aguantado hasta el fin es el que será salvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *